jueves, agosto 19, 2010

El tipo de prueba teórica en unas oposiciones (y VII). Enfrentándonos a un examen de temas relacionados, pero no coincidentes

Llegó la hora de la verdad y tenemos nuestro examen encima de la mesa.

En primer lugar, es preciso planificar el tiempo de forma adecuada. El tiempo asignado a la prueba dividido por el número de preguntas nos han de dar el tiempo que tenemos para cada pregunta.

El desarrollo del examen es similar al de temas de desarrollo, pero con algunos aspectos propios


Regla nº 1: Pensar muy bien antes de escribir, estructurando el tema mentalmente en nuestra cabeza, de tal manera que el tema forme una estructura única y relacionada y responda por completo a la cuestión que se pregunta

El desorden en la estructura del desarrollo de un tema no juega precisamente en nuestro favor.


Regla nº 2: Hacer un pequeño esquema, esbozo o introducción del tema en el inicio del mismo

Esto es por varias razones. La primera, la buena impresión que causa la claridad de ideas. La segunda, nos sirve de esquema para ir desarrollando los sucesivos puntos. Y la tercera, en el caso eventual que no nos diera tiempo a finalizar el tema, quedaría claro nuestro conocimiento sobre el mismo.


Regla nº 3: Escribir con letra clara y legible

Normalmente el tema es leído en sesión pública por el opositor. Causa una deficiente impresión atascarse con la propia letra. En todo caso, aunque no vaya a ser leído por el tribunal, seguro que será comprobado por el mismo, por lo que es importante una caligrafía lo más clara posible.

No hay comentarios: