jueves, julio 08, 2010

De vergüenza

Los políticos españoles, no contentos, con estropear la función pública, desprestigiar su servicio y malgastar el dinero público en comprar votos, por si fuera poco, existen sospechas de favoritismo en ciertas oposiciones, en un momento en que precisamente no son el número de plazas lo que abunda.

Y aquí hay para todos.

El PSOE acusa al PP de favoritismo en una oposiciones de la Diputación de Orense y el PP hace lo mismo al PSOE con unas oposiciones en el Ayuntamiento de Leganés.

Todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia y muchas veces las acusaciones forman parte del juego político, pero lo que hay que pedir como ciudadanos y opositores es que se esclarezcan los hechos y se depuren responsabilidades. Y si son ciertos de los que se les acusa que se marchen, porque no merecen representar al pueblo quienes usan las instituciones públicas como si fuera su cortijo particular.

Hay muchos políticos españoles honrados y preparados, y no son precisamente pocos, pero noticias como ésta demuestran que la clase política española, en general, está a menor nivel que los países de nuestro entorno europeo y occidental.

No hay comentarios: