viernes, mayo 07, 2010

Resolución de casos prácticos (II)

Antes de la prueba práctica de las oposiciones: conocer el tribunal 

En primer lugar, es importante conocer a los miembros del Tribunal de nuestra oposición. Cuando hablamos de conocer a sus miembros no estamos hablando de amiguismo o enchufismo, conducta diametralmente opuesta a la de este blog, sino de saber profesionalmente donde trabajan, y concretamente, en qué trabajan. 


La idea es conocer en la medida de lo posible el currículo profesional del tribunal. Si no sabemos de oídas, podemos investigar en Internet, si  aparecen con nombramientos en los boletines oficiales, si tienen publicaciones científicas (Google académico es una excelente opción de búsqueda) o si participan en las redes sociales, con su currículo, como por ejemplo, Linkedin o Facebook.

¿Por qué? Pues por una razón muy simple como la siguiente: se examina de lo que se sabe y se está al día. Un tribunal es un órgano colegiado y sus decisiones son mancomunadas, esto quiere decir, en plan “mosquetero”, que uno para todos y todos para uno. Puede que el caso práctico sea redactado por uno o dos miembros del tribunal y que el otro domine poco el tema, pero lo que está claro es que el Tribunal no va a preguntar algo que ninguno de los miembros domine. Esto nos va a dar pistas. Pero tampoco hay que tirar cohetes, ni mucho menos. Puede que los miembros del Tribunal dominen otras áreas en que no trabajan, bien porque han trabajado en ello, bien por afición.

Como conclusión, hay que llevar bien preparadas todos los posibles supuestos prácticos que puedan entrar, pero los que puedan ser sospechosos de que el Tribunal los domina, esos hay que llevarlos lo mejor que se pueda.

No hay comentarios: