jueves, mayo 06, 2010

Resolución de casos prácticos (I)

Se ha criticado, unas veces con razón y otras sin ella, la excesiva carga memorística que conlleva una oposición. ¿Garantiza la mejor preparación para un puesto de trabajo en el sector público? Lo que sí que pensamos es que garantiza un esfuerzo, una formación y una selección más objetiva. Desde luego, muchísimo más que la libre designación o los cargos “de confianza”, los cargos “digitales” o a dedo.

No obstante, existe una tendencia a que el opositor demuestre su destreza en la resolución de casos prácticos. Lo que no tiene que estar reñido con la capacidad memorística, pues éstos se deben apoyar en los conocimientos adquiridos.

Los casos prácticos tradicionalmente han sido una parte importante en la superación de una oposición, sobre todo para cuerpos en los que se exigía titulación universitaria.

Así, es característico que uno de los ejercicios de la oposición consista en el desarrollo y resolución de uno o varios supuestos prácticos relacionados con el programa teórico, pudiendo ser de materias jurídicas, económicas o técnicas, tales como puede ser una memoria crítica, comentario o informe sobre un proyecto, plan de actuación, etc., o cualquier otro supuesto. El ejercicio normalmente es leído en sesión pública ante el Tribunal quien podrá dialogar con el opositor sobre extremos relacionados con su ejercicio durante normalmente unos diez minutos. A veces se permite la utilización de textos legales aportados por los candidatos.

En los próximos posts ofreceremos unas pautas que pueden ser de ayuda para la resolución de casos prácticos.

No hay comentarios: