martes, marzo 09, 2010

Comentarios a las quince leyendas urbanas de oposiciones a cuerpos superiores (Blog de Sevach) (IV)

CUARTA.- Se dice que hubo quien no estudió nada y aprobó. Mentira. El ser humano utiliza a veces la mentira preventiva: “ Diré que no sé nada, que no estudié para que si suspendo nadie me condene, y para que si apruebo, mayor sea mi mérito”. Sin embargo, el diseño actual de las oposiciones superiores, normalmente estructurado en tres ejercicios (escrito general, exposición oral de temas extraídos al azar y supuestos prácticos) es garantía de que, salvo el mentalista Anthony Blake, no puede aprobarse por puro azar. La oposición no es una lotería. Y si lo fuere, hay que comprar la práctica totalidad de los billetes. Una cosa es llevar alguna partes del temario flojas o sin estudiar y otra muy distinta afirmar que casualmente el Tribunal preguntó lo que se había estudiado. No se improvisa una oposición.

Nuestra opinión: completamente cierto. Tal y como decíamos en uno de nuestros anteriores comentarios, si el estudiar duramente no garantiza aprobar una oposición, el no estudiarla garantiza lo contrario. Se puede tener suerte con las preguntas, pero hay que tener en cuenta que la oposición no se juega a una sola pregunta, sino a varias, y esto por no hablar de las pruebas tipo test, en las que prácticamente no queda temario por no tocar y, sin embargo curiosamente, más a presentarse al examen se atreven los opositores mal preparados. 

NOTA: Se puede consultar el artículo entero en la siguiente dirección:

http://contencioso.es/2008/12/19/las-catorce-leyendas-urbanas-mas-difundidas-sobre-las-oposiciones-a-cuerpos-superiores-de-la-administracion/

Recomendamos leer también los comentarios. Algunos son interesantísimos.

No hay comentarios: