domingo, marzo 28, 2010

Comentarios a las quince leyendas urbanas de oposiciones a cuerpos superiores (Blog de Sevach) (XII)


UNDÉCIMA.- Para examinarse en los actuales tiempos no importa el aspecto ni atuendo personal sino exclusivamente los conocimientos. Falso. Nadie tiene obligación de acudir al examen de uniforme, repeinado y atildado. Sin embargo nadie puede ser tan temerario como para pensar que le favorecerá un imperdible en la ceja, unos pantalones rotos y un cabello verdinegro, de igual modo que tampoco favorecerá sorberse los mocos o balancearse frente al Tribunal.

Los psicólogos llaman “efecto de la primera impresión” al carácter determinante y duradero de la primera impresión que nos formamos sobre una persona o situación en el primer minuto. Cualquier información posterior se interpreta en función del juicio sumario inicial. Por eso el opositor es muy libre de considerar su dignidad y libertad insobornables y examinarse con la apariencia externa que le antoje, pero también el Tribunal calificador es muy libre para representarse a tal aspirante como futuro funcionario y en consecuencia, suspenderlo. No hablamos ahora del plano jurídico teórico sobre tal criterio sino desde la esfera pragmática.

Nuestra opinión: a nadie se le va a aprobar o suspender por su belleza o fealdad, pero sí es cierto que un aspecto desliñado o de higiene distraída no va a causar una impresión favorable. ¿Cuál sería el aspecto mejor? Tampoco ir vestido como de boda, porque parece un tanto pretencioso, pero tampoco con un aspecto demasiado casual o deportivo. La regla es bien sencilla: ir vestido simplemente con la imagen adecuada al puesto que se pretende obtener. Unos últimos consejos en relación con la indumentaria. Como se debe hacer en las bodas y celebraciones, no estrenar calzado ese mismo día, ya que las molestias que puede ocasionar no nos van a hacer estar cómodos. Y cuidado con las pulseras y collares, si al moverse tintinean, el sonido puede ser incómodo y puede contribuir a aumentar el nerviosismo.


NOTA: Se puede consultar el artículo entero en la siguiente dirección:

No hay comentarios: