viernes, junio 09, 2006

¿HAY ENCHUFISMO EN LAS OPOSICIONES? (VI)

¿Se puede filtrar un examen (mostrar el contenido a un opositor) de unas oposiciones?

La respuesta es muy clara, sí.

¿Es normal es que se filtre un examen de unas oposiciones?

La respuesta también es muy clara, no.

Volvemos a reiterar lo dicho en anteriores posts. Aunque ha habido casos de escándalo, lo normal, afortunadamente, es encontrar tribunales con sentido de la ética.

¿Qué pasa si a alguien le pasan el examen de unas oposiciones?

Esto, evidentemente, es algo ilegal y muy reprobable y si llega a ocurrir, el resto de los miembros del tribunal no lo van a aprobar, ya no que van a ser tan tontos de cargar con la vergüenza y la ilegalidad porque un miembro tenga un amigo al que quiera ayudar.

Estaríamos hablando de una pregunta de desarrollo, que son las que se pueden filtrar más fácilmente. Pero una oposición consta de varios exámenes, por lo que este opositor “amiguete”, si es una persona mediocre será cazado en una u otra, ya que habrá distintos exámenes, en los que ya no va a tener tanta “suerte”, como son los de temas extraídos al azar, tipo test, casos prácticos, etc.

Ha habido varios casos que han salido en la prensa, provocando bastante escándalo. Por lo que los tribunales y la Administración en general guardan ciertas medidas para evitar comportamientos de este tipo, como son:

- Adoptar exámenes tipo test.
- Si existe desarrollo de temas, que estos sean extraídos al azar.
- Pruebas objetivas.
- Sorteo el mismo día de la prueba de los temas del examen.

Insistimos en lo que decíamos en el anterior post. Un tribunal de oposiciones es un órgano colegiado que adopta las decisiones de forma mancomunada y solidaria, por lo que si un miembro actúa de manera ilegal, lo va a hacer a escondidas y sin la aprobación del resto de los miembros, ya que no querrán ver salpicadas sus actuaciones y su honorabilidad simplemente porque uno de sus compañeros de tribunal tenga “amiguetes”.

Aunque no esté directamente relacionado con el tema, también diríamos que en oposiciones minoritarias y con menos ámbito de actuación, más abundantes en la administración local, este riesgo es más elevado. Pero insistimos, sólo se trata de riesgo. Nunca debemos dudar, en principio, de la honorabilidad de un tribunal de oposiciones. Todo el mundo es inocente, mientras no se demuestre lo contrario. Y recordamos que el derecho a la presunción de inocencia es un derecho constitucional.

En este sentido, salvo vergonzosas excepciones claro está, queremos tranquilizar a los opositores y recordarles lo que hemos repetido anteriormente: la mejor lucha contra el enchufismo es una buena preparación.

No hay comentarios: