martes, junio 06, 2006

¿HAY ENCHUFISMO EN LAS OPOSICIONES? (V)

En este post explicaremos porque no es tan sencillo el “enchufar” a alguien en una oposición por las peculiaridades de funcionamiento de un órgano colegiado. Un tribunal de oposición es un órgano colegiado. Esto quiere decir que toma las decisiones de una manera mancomunada y solidaria. Esto, aunque parezca una tontería, evita muchos casos de enchufismo

“¿Y si han recomendado a alguien a uno de los miembros del tribunal?”

Vamos a suponer que menganito es amigo de un miembro del tribunal y su hija se presenta a unas oposiciones. No estaría dentro de las causas de abstención o recusación (esto lo explicaremos en el próximo post).

- Oye, Fulano, que mi hija se presenta a tus oposiciones, trátamela bien, ¡eh!

Y llega el momento de la verdad, el tribunal de la oposición toma las decisiones de manera mancomunada, cuando llega el momento de puntuar a la hija de menganito en una pregunta de desarrollo o caso práctico, la mayoría de los miembros opinan que se merece un 5,75 y llega el turno de fulanito y sabe que es la hija de su amigo.

- Merece algo más, por lo menos un 6,5.

Los demás miembros del tribunal, que en esto les va su trabajo y su honorabilidad dirán entonces,

- ¿Un 6,5 de qué? Como mucho un 6 y gracias. Y ya veremos como lo hace en el siguiente.

Y a esto es lo máximo que se ha llegado. Porque lo que está claro es que no se pueden pedir peras al olmo. El enchufismo puede influir un poquito, pero lo que es cierto es los tribunales con la presión que suelen tener encima no se arriesgan a hacer tonterías. Estas tonterías son más fáciles de hacer cuanto más pequeña sea la administración como comentamos en anteriores posts.

Y esto suponiendo que el miembro del tribunal se deje llevar al huerto, porque lo normal puede ser lo contrario.

- Oye, Fulano, que mi hija se presenta a tus oposiciones, trátamela bien, ¡eh!
- La trataré como al resto de los opositores. Deberías saber que yo no acepto una recomendación ni de mi padre.

La participación de un funcionario en tribunales de selección es un mérito. Si sobre esos tribunales pesan sombras de sospecha es una mancha.

Y a nadie le gusta tener una mancha en su historial.

En el próximo post hablaremos de la posibilidad de que el examen se filtre. En el próximo a este de las posibilidades de que algún opositor conozca el contenido de las preguntas y finalizaremos esta serie hablando de los instrumentos legales contra el enchufismo.